FUNDER ayuda a familias rurales a salir de la pobreza

funderc

La Fundación para el Desarrollo Empresarial Rural (Funder), cumple 20 años de apoyar a pequeños productores y solo en el 2016 acompañó a 38 mil familias que tuvieron utilidades por 253 millones

TEGUCIGALPA. La Fundación de Desarrollo Empresarial Rural (Funder),  cumple 20 años de transformar la vida de miles de familias productoras que pasan de producir para una precaria subsistencia a tener excedentes para la venta y exportación, superando cada año las metas asumidas.

Solo en el 2016 unas 38 mil familias, unas 190 mil personas, fueron beneficiadas por Funder que atiende con capacitación productiva, gerencial y financiamiento a las asociaciones de productores y les asiste para la ubicación de sus productos en el mercado.

“Es gratificante conocer miles de testimonios de familias que pasaron de vivir en una pobreza extrema a ser socios de empresas que ahora manejan millones y están exportando sus productos”, señaló el director de Funder, Miguel Ángel Bonilla Reyes.
Explicó que los beneficiarios son personas que se asocian en una cooperativa, caja rural, agro negocio y Funder los capacita para producir con calidad e inocuidad para abastecer sus mercados, para organizar y administrar su negocio, para gestionar crédito y en la comercialización de sus productos.

Además se les capacita para tener más ciclos productivos con rendimientos óptimos, a fin de que tengan mayor ingreso.

En el 2016 “nos sentimos bastante satisfechos en del cumplimiento de las metas que nos habíamos trazado, porque muchas se han sobrepasado” como en el caso del empleo permanente que el objetivo eran 18 mil y se crearon 21,500.

Economía de subsistencia a una empresarial

Las familias atendidas este año tuvieron utilidades por 253 millones de lempiras y esto después de sacar de sus negocios lo necesario para subsistir.

Para obtener estas utilidades, Funder colocó financiamiento por 241 millones de lempiras en negocios ubicados en 66 rubros de 12 cadenas productivas.

“El resultado más importante es el testimonio de los propios beneficiarios de como pasaron de ser una familia que apenas producía para subsistir; a tener ingresos que les permitieron mandar a sus hijos a la universidad, comprar un vehículo para trabajar o construir mejoras sustanciales en sus viviendas”, expresó Bonilla.

Agregó que Funder, acompaña por mucho tiempo a las asociaciones de productores hasta que tienen un sistema de producción y comercialización sólido y con una capacidad gerencial que les permite el máximo aprovechamiento de sus recursos.

Pero una vez que las empresas caminan solas siempre se les da seguimiento y les atienden cuando necesitan crecer, debido a las exigencias del mercado para que se adapten al manejo de mayores volúmenes de producción y recursos.

“Una de las cosas que más nos satisface es ver el nivel de cumplimiento de compromisos de la gente del campo, tenemos una recuperación del crédito por encima de los estándares del sistema financiero con una mora que no llega ni al tres por ciento”, expresó Bonilla Reyes.

Esto es una señal primero de la responsabilidad de la gente del campo y segundo de que los negocios rurales atendidos por Funder, tienen la rentabilidad adecuada para que las familias puedan subsistir de su producción, pagar sus  créditos y generar excedentes para hacer inversiones.

“El máximo resultado es ver cómo cambia la vida de una familia,  que pasa de la extrema pobreza a socia de una empresa”, Miguel Ángel Bonilla Reyes.

 Cifras

-939 millones de lempiras en negocios realizados

-911 negocios rurales apoyados

-Presencia en 803 comunidades

-18,404 manzanas cultivadas

-210 millones de lempiras invertidos

-Cobertura 17 departamentos, 141 municipios y 803 comunidades.