Suiza apoya a mejorar los ingresos y empleo de familias productoras de cacao

cacaoprod

En la actualidad, la producción cacaotera en Honduras se concentra en ocho departamentos del país: Cortés, Atlántida, Colón, Yoro, Gracias a Dios, Olancho, Santa Bárbara y Copán. Se estima que existen alrededor de 4,000 hectáreas 3,500 productores. En el período de cosecha 2015-2016, la producción de cacao seco fue aproximadamente de 1500 toneladas métricas de las cuales se exportó al mercado europeo solamente 200 TM. La demanda mínima del mercado internacional es 5000 TM anuales.

De acuerdo a Carlos Melara, Oficial de Programas de la Oficina de Cooperación Suiza en Honduras, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación COSUDE busca contribuir a dinamizar la economía hondureña, apoyando la cadena de valor de cacao a través de alianza público - privada justas. “Para que el cacao contribuya a dinamizar la economía hondureña, primero está logrando una gobernanza interna es decir los actores de la cadena trabajan juntos e identifican objetivos y metas comunes. Así, comparten riesgos como perder oportunidades de mercado y beneficios como mayores precios por mejor calidad del producto”.  Indicó Melara.

“El comité nacional de cadena es el espacio de diálogo, concertación y gestión de conflictos para todos los actores de la cadena. El contar con un comité nacional facilita la incidencia, movilizar recursos y promover alianzas pública privada con una lógica ganar – ganar y favoreciendo la participación local. Tal es el caso de la alianza de la cadena de cacao con la empresa Chocolats Halba que favorece que 2000 familias organizadas incrementen sus ingresos y ubican el cacao orgánico hondureño de calidad A en el mercado Suizo.” Agregó.

Organización

Según explicó Melara, el Comité Nacional de la Cadena de Cacao, también impulsa los comités regionales, como instancias idóneas de dialogo, de cooperación, concertación y rendición de cuentas de las acciones realizadas por todos los actores de la cadena y la planificación consensuada del desarrollo del rubro.

“La cadena de cacao esta ordenándose por ejemplo, existe un sistema nacional de asistencia técnica SINATEC, un reglamento de ordenamiento genético, Un acuerdo marco de competitividad. Todo esto facilita que la cadena de cacao aproveche nichos de mercado internacional que ofrecen mejores precios al productor”, indicó Melara.

Apoyo de COSUDE

Melara explicó que la COSUDE apoya a optimizar el proceso de producción de cacao orgánico calidad A. Las familias productores reciben asesoramiento para mejorar sus métodos de producción y transformación, comercialización y venta de su producto. La COSUDE motiva también a los poderes públicos a promover el cultivo del cacao.

En el terreno, las técnicas de agroforestería reemplazan al monocultivo.  Sembrar el cacao con árboles frutales y forestales mejora la calidad del suelo, hace que los cacaotales sean más productivos y favorece la diversidad vegetal que, por su parte, atraen insectos que facilitan la polinización.  Al adquirir nuevos conocimientos técnicos, las familias productores mejoran sus métodos de producción. Otra ventaja de las reformas que se promueven es que gracias a las alianzas establecidas con el sector privado, especialmente con empresas que compran cacao y lo transforman en chocolate, los pequeños familias productores de Honduras tienen mejores probabilidades de vender su producción a precios justos.

El impacto en los ingresos de las familias productores es significativo: de una ganancia promedio anual por manzana de 400 USD para una familia de agricultores que recurre a los métodos tradicionales, los ingresos económicos podrían en el futuro incrementarse hasta 3,500 USD.

Anualmente, COSUDE apoya al sector productor de cacao con 2 millones USD. Esta contribución es importante para continuar fortaleciendo la gobernanza y la inclusión de la cadena de valor de cacao.

En conclusión: El cacao de Honduras es uno de los mejores del mundo, el cual se ha ganado el reconocimiento internacional por ser uno de los productos que puede ser procesado con altos niveles de nutrientes y a las exigencias del consumidor. Sin embargo, las capacidades de organización y de comercialización del cacao en Honduras son todavía bajas. Las infraestructuras y metodologías utilizadas para secar los granos de cacao y someterlos al proceso de fermentación siguen siendo insuficientes.