En 5 municipios de Yoro: Proyecto de desarrollo forestal beneficia a 2,900 personas

Taller Gustavo Romero 2 Yorito

 

Tegucigalpa. Unas 33 mipymes de la industria secundaria de la madera han sido fortalecidas en el área de desarrollo empresarial en la región forestal de Yoro, mejorando sus capacidades de gestión comercial y financiera, transformación y gerencia administrativa, a través del Proyecto Modernización del Sector Forestal de Honduras- (Mosef), adscrito al Instituto de Conservación Forestal (Icf) y financiado por la Unión Europea y el Gobierno de la República de Honduras.

El Mosef, tiene como objetivo,  aumentar la gobernabilidad del sector forestal, áreas protegidas y vida silvestre en Honduras. Además apoyar el accionar del Icf  en dinamizar el desarrollo local del Sector Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre, a través de la acción conjunta de las instituciones centrales, zonales (municipios y mancomunidades) y de los actores locales, en el marco de la política de desarrollo productivo y social y de la descentralización del Estado.

A inicios del 2014, el MOSEF suscribió un convenio con la Fundación para el Desarrollo Empresarial Rural (Funder), con una inversión de 495,725.64 euros,  para ejecutar el Proyecto Piloto de Desarrollo Empresarial de la Región Forestal de Yoro, para mejorar  los medios de vida en la región forestal, mediante el establecimiento de plataformas bajo el esquema de foresteria comunitaria y construcción de fogones mejorados, con el propósito de asegurar la sostenibilidad ambiental del bosque de los municipios de Yoro, Jocon, Yorito, Victoria y Sulaco.

Según Miguel Ángel Bonilla, Director Ejecutivo de Funder, hasta la fecha el Proyecto Piloto beneficia a 2,910 personas directamente, brindándoles asistencia técnica en el área de desarrollo empresarial,   equipamiento, capacitación,  mejoramiento de los talleres y constituyó  también la Asociación de Transformadores de la Madera de Yoro (Astramay).

Además apoyo la legalización de dicha organización, a través de la obtención de la personería jurídica, formada por las 33 mipymes y las incorporó a la cadena de valor de la madera, generando ingresos y empleos bajo el enfoque de ecoempresas, logrando su sostenibilidad ambiental, económica y social.

“Hoy los impactos de la intervención del Proyecto Mosef, en la Región Forestal de Yoro,  son el reflejo del compromiso institucional de las organizaciones ejecutoras  y de los mismos beneficiarios, que han visto una oportunidad de pasar de una economía de subsistencia a   una empresarial”, finalizó.